Pasó, fugaz.


No hay comentarios: